SAN SILVESTRE

 

Las fiestas navideñas, suelen tener como tradición deportiva, la disputa en muchas ciudades españolas, de una prueba atlética popular llamada San Silvestre. Destaca sobremanera en Vallecas, punto neurálgico para los amantes de este deporte. Primeras espadas mundiales, se plantean el reto de vencer allí, dado su enorme prestigio.

Junto a esta podemos nombrar también València (cobra cada vez más fuerza la Maratón), o Barcelona.

Resulta muy distinto participar activamente, o ser un mero observador,como me ha ocurrido a mí hoy en León. A las 17 horas, daba comienzo la amateur, caracterizada por cierta informalidad. Como muestra,bastantes deportistas disfrazados -y en eso-, se llevaron la palma tres chicas jóvenes tapadas solo con una toalla de baño!. No os engaño amigos,real como la vida misma. Carcajadas y risas generalizadas, muy curiosa esa imagen.Otro grupo de niños/as, coordinados con su monitor, cantaban al mismo tiempo que corrían. Singular. ¿Número?. Más de 7.300,gran cifra,cuando hablamos de una urbe pequeña.

30 minutos más tarde,pistoletazo de salida a la carrera senior,7.000 metros de distancia. Algún medio de comunicación local, cifra en 1.300 los inscritos pero -a pie de recorrido-,me parecieron más de 1.500!. Veremos. Y además preparados de verdad.Se nota que el running cala cada vez más en nuestra sociedad, instalándose como hábito saludable.Un aplauso para todos/as por intentarlo,en 2018 mejor!. ¿Lo único negativo?.NUNCA DEBEMOS CRUZAR LA ACERA, MIENTRAS TRANSCURRE EL EVENTO,PODEMOS PROVOCAR ACCIDENTES.

Quién esto escribe, fue cocinero antes que fraile.2005 era el año que mejor preparado llegaba. 3 meses de buenos entrenamientos por el río de València, me dejaron a punto. Ansiaba realizar una competición estupenda. Sin embargo, -todo se pudo ir al traste-, ese día por la mañana. Salía con el perro bóxer y -este tiró tan fuerte detrás de un pequinés-, que directo al suelo!. Menudo golpe me llevé en la pierna derecha. ¿Mis ilusiones al limbo?……

Hubo suerte, y la cosa no pasó a mayores.20 Horas, Plaza del Ayuntamiento. Demasiado atrás al comenzar.No importa. Llegando a Baró de Cárcer, solté amarras y…….. Rapidísimo. Incluso pasé a dos chicos sin discapacidad, que andaban algo picados conmigo. Ni de coña. Ritmo de 4:20 el kilómetro. No me lo podía creer. La carrera perfecta según mis capacidades. Salía a pedir de boca cuando a la altura del 3.000 (4.600 totales), noto que algo falla en mi organismo.Aparece la luz roja.Crisis.Sufrimiento. Pajarón al canto. Me había quedado sin gasolina. Vacío totalmente.Esa sensación de avanzar muy despacio, os ocurrió a vosotros?. Dudo si alcanzaré esa deseada meta. Como una tortuga. Sacando fuerzas de flaqueza, y acordándome de las personas que más quiero, tiras para adelante. Junto a Porta La Mar,me pasa un señór de unos 45, y le suelto: ¿Cuánto queda?. “5 minutos”. Clavados como un reloj suizo.Divisas la pancarta, bendita gloria!. E incluso te marcas un sprint a tope. 25:24.Satisfecho en un buen porcentaje, no plenamente. Otras oportunidades llegarán para resarcirse.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s